MERCADO HORTOFRUTÍCOLA ALMERÍA

Con tres millones de toneladas al año, Almería es el punto de producción de hortalizas más importante de España, y ésta a su vez, es el quinto país a nivel mundial. La contribución directa del sector agrícola al PIB de la provincia es aproximadamente del 24%, representando el empleo en el sector casi el 30% del total.

Gracias a ello, España y los países del resto de Europa pueden disponer de productos frescos durante todo el año, incluso en el frío invierno. El reparto de la  producción de hortalizas de Almería es de alrededor del 75% para la exportación y el restante para España. Si nos centramos solo en los datos de exportación, más del 90% es consumido por los países de la Unión Europea y el resto va a otros países como Estados Unidos, Canadá, Noruega, Suiza y el este de Europa.

Obviamente al ser productos frescos, la zona de comercialización más importante es Europa, y dentro de ella nuestro principal comprador es Alemania, seguido de Francia, Holanda y Reino Unido. En concreto, Alemania se abastece con el 36% de la producción total vendida en la Unión Europea.

Según la cantidad anual vendida, las verduras y hortalizas almerienses que llegan a estos países se reparten de la siguiente forma:

  • Tomate
  • Pimiento
  • Pepino
  • Calabacín
  • Sandía
  • Berenjena
  • Lechuga
  • Melón
  • Judía verde
Tomate liso Brusuma
El tomate es la hortaliza más cultivada y exportada de Almería.
Cooperativa Casi
Las cooperativas agrarias y alhóndigas almerienses unen agricultores y consumidores.

Si atendemos al tipo de empresas agrícolas para la comercialización que forman el sector más importante de la provincia de Almería, encontramos alrededor de 140 cooperativas y más de 450 SATS (Sociedad Agraria de Transformación). Todas ellas cumplen con las normativas españolas y comunitarias que certifican las buenas prácticas agrícolas, el respeto al medio ambiente, la trazabilidad y seguridad alimentaria y buenas medidas sociales. De entre las normativas destacan las técnicas de control biológico de plagas que llevan a cabo los agricultores con la ayuda de las cooperativas, consiguiendo que sus cultivos estén al 99% libres de residuos. En la actualidad, el 100% de las plantaciones de pimiento y más del 85% de tomate siguen estos métodos y se espera llegar al 100% en todos los cultivos en muy poco tiempo.